Garbanzos estofados con callos

Historia de los Garbanzos Estofados con Callos:

Los garbanzos estofados con callos son un plato tradicional de la cocina española, especialmente popular en la región de Madrid y en otras partes de España. Se cree que este plato tiene sus orígenes en la gastronomía de la época medieval, cuando las personas buscaban formas de aprovechar al máximo los ingredientes disponibles.

Los callos, que son el estómago de la vaca, el cerdo o el cordero, eran una parte de la anatomía animal que no se desperdiciaba. Se cocinaban lentamente con especias y otros ingredientes para hacerlos más tiernos y sabrosos. Con el tiempo, se empezaron a combinar con garbanzos y otros vegetales para crear un plato sustancioso y reconfortante.

Ingredientes:

  • 500 g de callos de ternera o de cerdo, limpios y troceados.
  • 250 g de garbanzos secos, remojados durante la noche.
  • 1 cebolla grande, picada.
  • 2 dientes de ajo, picados.
  • 2 zanahorias, cortadas en rodajas.
  • 1 pimiento rojo, cortado en trozos.
  • 1 tomate maduro, rallado.
  • 1 hoja de laurel.
  • 1 cucharadita de pimentón dulce.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal y pimienta al gusto.
  • Perejil fresco, picado (para decorar).

Elaboración:

  1. En una olla grande, hierve los garbanzos remojados en agua con sal hasta que estén tiernos. Esto puede tomar alrededor de 1 hora, dependiendo de la frescura de los garbanzos.
  2. Mientras tanto, en otra olla grande, calienta un poco de aceite de oliva a fuego medio. Agrega la cebolla picada y los ajos, y sofríe hasta que estén dorados.
  3. Añade los callos troceados a la olla con la cebolla y el ajo, y cocina durante unos minutos hasta que estén ligeramente dorados por todos lados.
  4. Agrega las zanahorias, el pimiento rojo y el tomate rallado a la olla. Revuelve bien y cocina durante unos minutos más.
  5. Añade el pimentón dulce y la hoja de laurel a la olla, y vierte suficiente agua caliente para cubrir todos los ingredientes. Lleva a ebullición, reduce el fuego y deja cocinar a fuego lento durante aproximadamente 1 hora o hasta que los callos estén tiernos.
  6. Cuando los garbanzos estén cocidos, escúrrelos y añádelos a la olla con los callos. Mezcla todo bien y deja cocinar a fuego lento durante otros 15-20 minutos para que los sabores se mezclen.
  7. Rectifica la sazón con sal y pimienta al gusto. Retira la hoja de laurel y sirve los garbanzos estofados con callos bien calientes, espolvoreados con perejil fresco picado.

¡Disfruta de este plato reconfortante y lleno de sabor, perfecto para los días fríos de invierno o cualquier ocasión especial!

Si quieres preparar otras recetas con legumbres a continuacion te dejare otras opciones:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *